INICIO

FALLAS DE MANGUERAS

 

Una de las fallas más comunes en las mangueras hidráulicas es debido al roce, el que puede ser causado por una mala disposición de la manguera permitiendo el contacto continuo contra componentes del equipo, estructura, otras mangueras u objetos cercanos, esto produce la pérdida del material de la cubierta de la manguera, quedando expuesto su refuerzo. La erosión de la cubierta también puede ser causada por fluidos no compatibles tales como sustancias químicas tóxicas, ácidos y detergentes. El refuerzo expuesto de la manguera es susceptible al óxido y acelera los daños que provocan su rotura.

Si la manguera ha sufrido rotura en algún tramo alejado de los extremos, esto podría ser causado por excesivos impulsos de presión (o golpe hidráulico), flexión extrema, retorcimiento o aplastamiento.
Los impulsos o golpes de presión que sobrepasen la presión nominal máxima de la manguera pueden romper el refuerzo. Por esta razón nunca exceda la capacidad para la cual están diseñados los componentes o piezas de su máquina, así como tampoco exceda o cambie la aplicación para la cual fue diseñada su máquina y mantenga los sistemas funcionando correctamente y con su debida mantención.

Una flexión, retorcimiento, doblado y aplastamiento constantes pueden causar la fatiga del refuerzo y su eventual rotura.

Un huelgo insuficiente de la manguera, flexión excesiva o un extremo de manguera acoplado con demasiada fuerza pueden dañar la manguera en la unión con el acople. Cuando se presuriza una manguera, ésta se acorta, provocando una tensión excesiva (tironeo) en el acoplamiento. 

Una inserción insuficiente de la manguera durante el ensamble y/o una presión de acople deficiente puede causar una fuga entre el tubo flexible y el acople. Además, una vibración, flexión y tironeo excesivos también pueden dañar las superficies de contacto de sello y reducir la capacidad del ensamble de evitar la filtración del fluido.

Fuga por el hilo o asiento del acople puede ser originado por cualquiera de las siguientes causas:

  • Un Sello O ’ring faltante o dañado. 
  • Hilos o ángulos de asiento dañados.
  • Incorrecta alineación de la rosca.
  • Extremos roscados o ángulos de asiento incompatibles.
  • Un ajuste excesivo o deficiente.

Cuando ocurre el desprendimiento (separación) del acople la causa más frecuente es un procedimiento de ensamble incorrecto o deficiente. Es necesario revisar el equipo de ensamble de la manguera, las practicas o los materiales utilizados. También se debe evaluar el sistema donde fue instalada para verificar que no sufrió un golpe o impulso hidráulico y comprobar que el circuito no registre una excesiva presión de trabajo.

Una exposición a condiciones severas de operación como calor, frio excesivo y exposición a polvo y sequedad puede causar un agrietamiento de la manguera.

Fluidos incompatibles que han permeado el tubo de la manguera y se han asentado justo debajo de la cubierta pueden causar deformación o protuberancias. Los gases comprimidos también pueden permearse a través del tubo y quedar atrapados debajo de la cubierta. El aire atrapado en el sistema hidráulico también puede causar protuberancias.

 

La copia parcial o total del material expuesto en este sitio web está prohibida a menos que se cuente con el consentimiento de sus propietarios.


CONTACTO
Teléfono +56974575235
Ziem 2075, Temuco
Email: contacto@conflumaq.cl

 

Diseñado por Diseño Grafico Chile y Diseño Web Chile hosting chile