INICIO

SEGURIDAD

 

Antes de cualquier actividad consulte siempre el manual del fabricante e identifique todos los riesgos asociados a la utilización o intervención del equipo. Nunca exceda la aplicación ni la capacidad para la cual están diseñados los componentes o piezas de su máquina. 

Primero la seguridad, Segundo la actividad.

Así que deténgase, observe, escuche y piense antes de realizar un trabajo.

Un sistema hidráulico típico funciona a presiones de 2000 a 3000 psi (13,8 a 20,7 kPa). El fluido bajo presión puede causar lesiones graves. También puede ser casi invisible al ser expulsado por un pequeño agujero en la manguera, pudiendo perforar la piel y penetrar en el cuerpo. 

No exponga ninguna parte de su cuerpo a las proximidades de una manguera hidráulica presurizada. Si el fluido perfora la piel, aunque no se sienta dolor alguno, el daño es extremadamente grave. Busque asistencia médica de inmediato:

Si no lo hace, podría perder la parte lesionada o incluso su vida.

Los fluidos hidráulicos provenientes de las fugas no sólo ensucian, sino que también son peligrosos. Además de dejar los pisos resbalosos, las fugas también contaminan el medio ambiente.
Si el ensamble no está realizado o instalado correctamente, el acoplamiento podría desprenderse y golpear o rociar a un trabajador, provocando potencialmente lesiones severas. El desprendimiento de los extremos o los acoplamientos de una manguera presurizada, pueden dar violentos golpes y latigazos. Esto puede provocar la proyección de los accesorios causando lesiones severas. 



La mayoría de los sistemas hidráulicos típicos funcionan entre 150° y 180° F (65,5° y 82°C). Otros pueden llegar a temperaturas tan elevadas como 300° F (149° C). Los líquidos a estas temperaturas pueden quemar la piel. 
Los fluidos hidráulicos presurizados provenientes de fugas pueden generar una neblina o rocío fino que puede incendiarse o explotar al entrar en contacto con superficies calientes o con una fuente de ignición. Estas explosiones pueden ser muy severas y podrían causar lesiones graves o la muerte. 


Deben tomarse precauciones para evitar el contacto de todas las fuentes de ignición con fluidos, rocíos o neblinas que puedan escapar debido a fallas hidráulicas. Las fuentes de ignición pueden ser descargas eléctricas (chispas), llamas abiertas, temperaturas extremadamente altas (como múltiples de escape o turbos), etc.


El movimiento mecánico puede ser peligroso también. Esté atento a los brazos giratorios, aguilones, rodillos, prensas o componentes suspendidos, cualquier cosa que se mueva puede ser peligrosa cuando falla una manguera. Al romperse una manguera los objetos que están sostenidos o suspendidos por la presión del fluido podrían caer. Los vehículos o máquinas podrían perder su capacidad de frenado y algunos equipos podrían perder movilidad de implementos o accesorios.
Siempre identifique estos peligros potenciales antes de trabajar en el equipo. 


La mayoría de las mangueras hidráulicas están reforzadas con mayas o capas metálicas haciendo que sean un buen conductor de electricidad.
* Incluso la manguera que no está reforzada con alambre puede ser conductora, ya sea por medio del compuesto de caucho mismo o debido a humedad que penetra en la cubierta de una manguera picada.

Nunca olvide sus elementos de protección personal:

  • Lentes de seguridad
  • Uso de guantes
  • Casco y zapatos de seguridad si fuese necesario.

No utilice ropa suelta, anillos ni cadenas que puedan atraparse entre elementos en movimiento o ser conductores de energía.

 

La copia parcial o total del material expuesto en este sitio web está prohibida a menos que se cuente con el consentimiento de sus propietarios.


CONTACTO
Teléfono +56974575235
Ziem 2075, Temuco
Email: contacto@conflumaq.cl

 

Diseñado por Diseño Grafico Chile y Diseño Web Chile hosting chile